sábado, septiembre 01, 2007

Ese lavarropas puede salvar tu matrimonio

¿Sabía que los diseñadores industriales consideran un índice llamado WAF cuando diseñan un producto?
WAF o Wife acceptance factor es una medida que permite suponer que tanto le agradará a tu media naranja tal o cual elemento cuando lo compres. Así, por ejemplo, un horno de microondas o una heladera tienen un índice alto y esa playstation corre serio riesgo de ser arrojada a la basura.
Esta información puede servir para inferir lo siguiente:
El nivel de compromiso de un hombre con us pareja es directamente proporcional a su predisposición a la adquisición de lo que se llama electrodomésticos de línea blanca: heladeras, hornos, lavadoras, aspiradoras y similares.
En sentido contrario puede suponerse que el grado de compromiso marital o conyugal es inversamente proporcional a la propensión de un varón a la adquisición de artículos electrónicos de supuesto uso compartido: plasmas, home theaters, ipods y afines.
Asi qué va siendo hora de que compres ese puto lavarropas... ella no va a seguir follando en ese colchón en el piso mucho tiempo más.
Queda advertido.


Powered by ScribeFire.

3 comments:

Doctora Yvonne dijo...

Todo eso corre para sólo un tipo de mujer, la que está condicionada por ciertas creencias y necesidades.

Los hombres aburridos compran lavarropas, los divertidos derrochadores con encantos de playboy compran Ipods y aparatos inútiles, y eso los vuelve aún más adorables.

Un hombre inteligente no pretende atraer una mujer comprando una plancha. ¿qué clase de afrodisíaco es ese?

Marcos dijo...

Yvonne: Lo tuyo no es mas que una reacción a mi comentario en tu blog. Probá vivir un gran amor sin heladera o un embarazo con un colchón en el piso.

Doctora Yvonne dijo...

hola Marcos,
¿por qué iba a querer "reaccionar" ante tus comentarios en mi blog?

Me encanta que comentes, para eso escribo.

Nunca me tomo los comentarios de forma personal, pienso que eso sería ridículo.

La verdad es que por naturaleza, casi siempre tiendo a tener buenas intenciones en todo lo que escribo. Saludos!