lunes, abril 28, 2008

Algo no es como me dicen en Austria


Definivamente, an Austria algo está averiado.
Después de proveer a la humanidad de un tipo como Freud y Mozart (aunque no era Austria en los años de Mozart), un día un nos dió a un pintor llamado Adolf Hitler y ya saben que pasó a partir de la escasa aceptación de su obra pictórica.
Hace dos años conocimos a Natascha Kampusch, quien fue abducida por Wolfgang Priklopil, quien la escondió en su sótano ocho años.
Hay quien hace listas de los sitios que quiere visitar. Yo comienzo hoy la de sitios que no pienso pisar

5 comments:

AR dijo...

Algo averiado el tipo tendria sin dudas.

No es el segundo caso de alto perfil en Austria, es el tercero.

Sin embargo yo no dejaria de volver a Viena si tuviese la oportunidad, no creo que la generalizacion sea valida, para nada. Si lo fuese, que le quedaria a mi pobre Buenos Aires despues de todos los horrores que vio y ve pasar.

En un planeta de 6.8B de habitantes, muchos locos hay. En un país anquilosado como Austria, la locura tiende quizas a tomar ciertas formas, y en Zimbabwe o Sudan toma otra distinta pero igual de triste.

Lo que no dice nada de los austriacos o la pobre gente de Darfur. Pienso yo, al menos.

Y yo queria ir a Vietnam y Cambodia el anio que viene pero a S. no le gusto la idea.



http://www.guardian.co.uk/world/2008/apr/28/cellar.children


The details of the story are horrific, but more disturbingly for Austrians, it is the third such case uncovered in the last two years.

The country is still coming to terms with what happened to Natascha Kampusch, the teenager who in 2006 escaped from a dungeon she had been kept in for eight years.

Then there was the revelation in February 2007 that three girls had been imprisoned for seven years by their mother in dark, filthy conditions in a house in Linz.

Marcos dijo...

Ok. Todos los austríacos no son responsables.
Me alegra que A. le consulte a S. si le parece bien viajar a V. o a C.
Es un buen signo.
Llevala a algún lugar menos atemorizante como P. en la República Ch.
No confundir con B. en la República popular Ch.

MaxD dijo...

Mi madre es austríaca, lo cual no sé si verifica o refuta la hipótesis. A mí me gustaría conocer Austria, pero siempre donde haya una salida de emergencia.

A mí lo que me gustó es que A. esté hablando de ir con S. al fin del mundo, lo cual significa que algo no es como de dijeron en Canadá, aunque eso es bueno. Entiende.

AR dijo...

Austriaca? Entonces viví engañado. Y yo que pensaba que ella era de Liechtenstein.

MaxD dijo...

Noo. Vienesa hasta la médula la vieja, hasta que los corrieron los amigos de la cruz de puntas dobladas.