lunes, mayo 12, 2008

Drogas (V)

Cuando la sertralina no hizo todo lo que tenía que hacer, el doc, la cambio por Imipramina.

Tenía que tomarla una cantidad inusitada de veces al día lo que hizo inviable seguir utilizándola.
Cada vez que me olvidaba de tomar la pastilla me atacaba un deseo incontrolable de dormir así que terminaba con mi cabeza reposando sobre el escritorio.
Menos mal...
El prospecto decia: "si quiere quitarse la vida llame al médico"
Creo que eran para locos...

1 comments:

Fernando dijo...

Ahhh yo tomo agentes medicamentosos antes que vos! la vida es dura para los lúcidos.

voy al baño, querido marcos