sábado, diciembre 19, 2009

Dinero

Me desayuno que algunos de los estados del país que tiene un presidente con un premio Nobel de la Paz que, seguramente le dieron por mantener la base de Guantánamo o por la costumbre de llevar la democracia por la fuerza al resto del mundo, comienza a abandonar la pena de muerte.
Lo triste del asunto es que no es hayan recapacitado acerca del valor de la vida. Sólo se trata de una deformación del capitalismo: Mantener el sistema de los "corredores de la muerte" es costoso.

in reference to: La pena de muerte es un lujo demasiado caro - Criticadigital.com (view on Google Sidewiki)

1 comments:

Faras dijo...

Usan el argumento del dinero porque es el que funciona. Sin embargo creo que muchas personas apoyan estas cosas por motivos más humanos.
Pasan cosas feas en el mundo, pero ¿Por qué el estado debe dedicar dinero público a mantener esta infraestructura para matar gente que casi ningún juez se anima a usar?
Después de todo, si se necesita matar a alguien, no se usa el sistema judicial.
Por eso creo que el argumento del dinero puede ser más profundo.

El gobierno de Obama no es pacifista en su política exterior, pero eso no quita que dentro de EEUU pasen cosas buenas de vez en cuando. Con toda la campaña que hizo a favor del "cambio" y con la cantidad de apoyo que tuvo desde el progresismo, es obvio que en algunas cosas tiene que satisfacerlos para no perder del todo su confianza.